• Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Start Information (en/ru/sk/ro/it/es) Brauchtum Caza de aves en Salzkammergut (esp)

Caza de aves en Salzkammergut (esp)

E-Mail

Caza de aves en Salzkammergut

Antigua costumbre como la tradición vivida y expresión del amor por la naturaleza

Escrito por Dipl. Ing. Dr. Ludwig WIENER

La caza de pájaros en el centro de Europa, a principios del siglo XXI, es incomprensible para muchas personas, porque hoy se la asocia con costumbres olvidadas de tiempos pasados o bien se asocia con la caza masiva de pájaros en masas en la Europa del Sur, para preparar comidas gustosas a base de aves. Apesar de esto, se ha desarrollado y conservado una tradición independiente, que ocupa un sitio fijo en el calendario rico en tradiciones del Salzkammergut.

Esta tradición remonta al 20 de diciembre de 1579, cuando es mencionada por primera vez en la parte austríaca del Salzkammergut en una instrucción del emperador Rudolfo II, en la que  también permite la caza de pájaros al pueblo y amplía el territorio de la caza hasta las propiedades imperiales. Eso fue particularmente importante para el Salzkammergut, ya que casi toda la región estuvo bajo la administración imperial. El arzobispo Matthäus Lang  reglamentó la caza de aves de manera similar en 1526. En los siglos siguientes se emitieron numerosos decretos, patentes y reconocimientos sobre  el derecho a la caza de pájaro por el pueblo, por lo que  la caza de pájaro fue denominada la "caza del pueblo llano."

Las descripciones más antiguas en el Salzkammergut demuestran que el objetivo no era la caza de pájaro (en el sentido de matarlos), sino  atrapar animales para criarlos y venderlos, como demuestran descripciones de mediados del siglo XVIII. Los emigrantes del del Salzkammergut también llevaron  esta costumbre a otras regiones, dónde en parte se ha mantenido en la misma forma, por ejemplo en los bosques de los Carpatos  de la actual Ucrania.

El turismo florido, a mitad del siglo XVIII, en el Salzkammergut hizo crecer la importancia del comercio de los pájaros domésticados. Por esta razón fueron organizadas exposiciones de venta, algunas de ellas acompañadas de grandes desfiles y de un programa muy variado (fiestas, bailes, adornos de flores, etcétera). Estas exposiciones de pájaros fueron documentadas desde el 1862 en Ebensee, 1864 en Gmunden y 1910 en Bad Ischl.  Antes de esto,  los cazadores de pajaros no estuvieron organizados y ejercieron su comercio sin grandes manifestaciones.

Originalmente se trató de exposiciones para subastar las aves, en las que contó más la belleza que el canto de los pájaros para determinar el precio. Los cazadores de pájaros venían de toda la  región:  del territorio de Aussee, del interior del Salzkammergut, del territorio de Abersee y Mondsee, del más allá del Traunsee y de la región de Gmunden. El provecho conseguido por la venta de  los pájaros no era para el cazador, sino que se recogía en una caja común (bruderlade), con la que se financiaban diversos eventos,  por ejemplo una fiesta de Navidad para los huérfanos de Postwirt en Ebensee. Hasta la mitad de los años Treinta los pájaros han sido vendidos. A partir de esta fecha, la exposición se ha mantenido como acontecimiento social, donde los pájaros ya no son vendidos. Como entonces, también hoy, el lujo de colores y el estado del pájaro son las características decisivas.

Hoy en día hay alrededor de 550 cazadores activos, organizados en 35 asociaciones, que organizan cada año una exposición el domingo antes de la fiesta de Katharina. Esta exposición junto con toda la tradición que la rodea representa un acto  social muy importante. Todas las asociaciones están consolidadas en el "Verband der Vogelfreunde Salzkammergut", que organiza igualmente una exposición anual el primero domingo del Adviento, donde solamente son admitidos los pájaros más bonitos  de las asociaciones.

El pinzón, el lúgano, el jilguero y el piquituerto son los pájaros que desde siempre hacen latir el corazón de la gente del Salzkammergut. El Rey entre ellos  era y es el piquituerto, el asi llamado loro de los Alpes, que ha recibido este nombre por la capacidad de trepar a las coníferas. “ ¿Por qué, me pregunto yo, crian estos pájaros a sus crias en invierno?,  ¿no es esto un reto increible a las fuerzas de la naturaleza?. Si, lo es, apesar de las tormentas, la nieve y las frias noches incuban sus huevos en invierno. Y, por lo tanto, creo que no es nada fácil el   comparar  su  arte y habilidad con  la de un pájaro cantor ".  Así lo escribe el  Prof. Franz Kain  en su obra „Vogelgeschichte“ (historia de pájaros). Donde describe, también, que el objetivo principal de la captura de aves no es la captura en masa de aves con grandes redes sino es mas bien una aventura en la naturaleza, donde se miden las habilidades del hombre con la de los pájaros y el premio es obtener el ave deseada. Esto desgraciadamente no sucede siempre. Por eso, es necesario observar continuamente a los pájaros, para aprender sus costumbres de manera que se piense como si se fuese uno de ellos. Solo asi se tienen posibilidades de conseguirlo. Atraparlos, se hace desde siempre, con trampas  destinadas a cada tipo de pájaro. El tipo de las trampas se ha ido variando y adaptando a las nuevas posibilidades técnicas. Al principio han sido usadas casitas especiales, varas pegajosas o pértigas, pero hoy los cazadores usan solamente pértigas de red. Se trata de trampas pequeñas, en las que el pájaro ya no es  atrapado por las patas, sino que es rodeado por una red de 20x30cm. cuando se posa sobre  la pértiga. Dado que la red tiene una trama muy menuda, no hay peligro de que el pájaro quede  enganchado o se doble un ala . Un pájaro que no esté completamente cercado por la red, puede librarse solo fácilmente sin riesgo de herirse. Esta trampa tiene la gran ventaja de cazar al pájaro sin herirlo. Para la caza del jilguero se usa, debido a sus costumbres (se posa sobre praderas), una red de suelo que es activada exclusivamente por el cazador y no por el pájaro. En este caso, la red (1x1 m.) también se cierra sobre el ave. De este modo es garantizada una captura selectiva, que es deseada tanto por los  cazadores como por la legislación. Según  la ley  para la protección de las bellezas naturales, un cazador tiene el permiso de pillar solamente 4 pájaros entre el 15 de septiembre y el 30 de noviembre.

Antes del alba (a menudo se necesita a hacer una larga marcha), se parte para buscar el mejor lugar, donde colocar la trampa con el señuelo (se trata de un pájaro de la misma raza,  intacto  y muy dotado para el canto).  Para tener un mayor exito se hace uso de las observaciones hechas anteriomente sobre el comportamiento de los pájaros, que apartir del amanecer pueden aparecer.  Desde este momento, se pondrá de manifiesto si el  señuelo es capaz de emitir todos los tipos de llamadas necesarias para atraer (das Lock´n), para hacer que se posen (das A´radl´n), para pedir (das Betteln), y para avisar (das Warnen) a las aves deseadas.  A este punto, el  cazador ya no puede hacer nada más que seguir observando con mucha atención a una distancia suficiente para no ser visto por las posibles presas, pero cerca suficiente para actuar rápidamente en caso de peligro (halcón) o si la captura ha tenido exito. Pájaros con una anilla son  liberados inmediatamente y el número  es notificado al despacho responsable. De lo que se puede obtener mucha información interesante.

Encontrar un señuelo adaptado, es un arte de por si y  requiere de la experiencia de toda una vida. Por este motivo, un buen  señuelo se  lo queda el propietario durante toda su vida. Que en el caso de pájaros en cautiverio pueden ser hasta 20 años, edad que en libertad no alcanzarían jamás (máximo de 3 a 4 años).

A menudo el  cazador tiene que volver a casa sin haber tenido éxito. Pero en todo caso, ha pasado un día rico en acontecimientos y quizás tenga más éxito en el futuro.

Cada ave es diferente y tiene su rarezas, sin embargo, algunos son también algo similares. A veces se parecen entre ellos dentro de los tipos.  Los pájaros principales (Leitvögel), en otoño, cuando las aves se agrupan en bandadas mas o menos grandes, se comportan de un modo diferente al resto de los miembros "normales". También en el "Gschroa" los pájaros se diferencian. Dentro de los piquituertos hay "Schlimpara", "Guatschreier", " loudmouth brillante ", "Tschlocken" y "Wistla"  (las agrupaciones más importantes). Estos se diferencian no sólo en el canto, sino también en el aspecto y en parte en el comportamiento. Con el jilguero el "Bliahstieglitz" es predominante en verano  pero en el otoño es mas raro. Los pinzones reales con el "Hefengschroa" vienen como pronto a final de octubre.

Cuando el cazador ha apresado un bonito macho, empieza pacientemente a trabajar con el. El pájaro ve el acercamiento del hombre como un peligro y quiere huir de ello. Pero ya no puede, por lo tanto, ahora es necesario vencer su timidez, aprovechando para ello el comportamiento natural del pájaro. Cuando el pájaro huye de un peligro, no busca la luz deslumbrante pero si un matorral, la rama de un árbol u otros escondites del estilo. Porque cuando el enemigo se encuentra en la luz cegadora y el pájaro está en la oscuridad, el peligro no es tan grande. En cambio, si son peligrosos los enemigos que acechan („anpirschen“) desde un escondite. Por esto, al principio, el cazador procura que  el pájaro esté en la semioscuridad y él mismo se mueva en la luz. Así, el cazador, parece menos peligroso para el pájaro. Los que han sido cazados recientemente, son retenidos en jaulas pequeñas, así el pájaro no se puede herir cuando haga movimientos veloces e inesperados. Cuando el cazador se pueda acercar sin problemas, el pájaro es trasladado a una jaula más grande.

Después de la exposición, el pájaro es llevado a una pajarera, junto con el señuelo. En el interior de las pajareras se encuentran muchas ramas frescas de coníferas, una barra de madera para dormir para cada pájaro y arena limpia y rica en cal por en el suelo (la necesitan los pájaros como piedras de molino, para digerir). Los pájaros a menudo tienen ganas de hacer un baño y para ello cuentan con pequeñas bañeras. Los pájaros tienen que ser abastecidos todos los días de agua potable fresca. Como comida se usaran exclusivamente semillas naturales (piñas de abeto rojo, piñas de alerce, piñas de ontano, piñas de pino o bien cardos, bayas, cáñamo, semillas de girasol, semillas de lino, semillas negras, semillas de hierbas, etcétera) hierbas y brotes jovenes. El tipo de nutrición depende de las preferencias de cada especie de pájaros, de la disponibilidad estacional y las provisiones hechas (particularmente de piñas). Enfermedades como la infestación por ácaros, son curadas con preparaciones aconsejadas por el veterinario.

Salvo los pájaros que se usaran como señuelo, los demás son liberados en primavera, cuando empieza el tiempo de la nidada. El momento de la liberación varia según el tipo de pájaros. El primero en buscar un territorio y una hembra adecuada es el pinzón. Para ello, es necesario un periodo de adaptación al medio libre. Ya un mes antes no tienen mucho contacto con el hombre y son abastecidos principalmente con pienso que encuentran en esta estación, por ejemplo semillas del abeto rojo, semillas de hierbas salvajes y brotes, y que tienen que buscar en el suelo de la jaula. Así, se  vuelven tímidos y prudentes y aprenden a tener cuidado con los peligros naturales. Visto que los pájaros ya han aprendido las condiciones en la naturaleza salvaje, la liberación en el entorno natural procede sin complicaciones. Si el pájaro encuentra un  territorio libre   puede ocuparlo enseguida, y si es no, tiene que seguir buscando.  De este modo está  expuesto a las mismas circunstancias naturales y peligros que todos los demás pájaros, que han pasado el invierno en este territorio.

En verano el cazador no solo tiene que abastecer a los señuelos, tiene también que hacer excursiones de observación para explorar las condiciones del año. Es muy importante también estudiar los sitios donde los pájaros se alimentan, que no todos los veranos son los mismos. Al final del verano empieza de nuevo la recolección del pienso para el invierno y la preparación de las trampas y las jaulas para los pájaros, hasta el 15 de septiembre, cuando inicia la nueva estación de caza de pájaro.

Así se cierra el círculo del año de los cazadores del Salzkammergut, que consideran que los pájaros son un préstamo de la naturaleza. Este tipo de amor por la  no puede ser reemplazado por nada, ni documentales, ni ordenadores u otras alternativas electrónicas. Más bien, crece una relación más profunda, que es interpretada a menudo hoy en día como una costumbre anticuada e inoportuna. El premio Nobel  Prof. Dr. Konrad LORENZ dijo:“No hay nada que podría ser más favorable al pensamiento de protección de la naturaleza que una familiaridad realmente cercana con el mundo de nuestro pájaro autoctonol y ello no puede ser logrado por nada tan a fondo, como por el que caza y retiene  pájaros autóctonos."

Aktualisiert ( Freitag, den 13. September 2013 um 06:22 Uhr )  

Design von i-cons.ch / Design adaptiert von vogelfreunde.eu